¿Conoces a "Doña vacía"?

-Hace 8 años Doña Vacía sintió que no podía más. Como tantas otras Doñas Vacías en su situación, comenzó a consumir “anestesias” en forma de compras, relaciones, comida, ocio, juego, alcohol, etc. ¿Cómo puede ser?, ¿si tengo todo lo que me han contado que debía tener? Una familia, un trabajo, salud… ¿qué está pasando?, ¿no sé valorar lo que tengo?, ¿qué he hecho mal? Y entonces aparecía la culpa, el fracaso, la incomprensión, la frustración. Comenzó un proceso terapéutico que se prolongó a lo largo de dos años y empezaron a salir palabras, bailes, música, poesía, juegos, recuerdos, talleres, amistades, Doña Vacía comenzó a conectar con la magia del día a día. En ese proceso aprendió que es importante identificar cómo te sientes, compartirlo, hacerlo visible, transitarlo, cuidarse, cuestionar, romper tabúes, la importancia de los vínculos, de crear redes de apoyo, a tratarse con ternura y sobre todo a aceptar que no había hecho nada mal, aprendió que no estaba sola, aunque así lo había sentido durante mucho tiempo y regresó al calor de su hogar.

¿Algo se ha removido en ti?

Consulta de Psicología presencial en Valencia y online

Qué te ofrezco

Atención psicológica personalizada, respeto y acompañamiento en tu proceso terapéutico. Desde una intervención humanista centrada en tus demandas y necesidades; con una perspectiva integrativa (técnicas cognitivo-conductual, sistémica, Gestáltica y arteterapia).

¿Cómo lo haremos?​

No creo en fórmulas mágicas ni en acompañamiento psicológico express. Respeto profundamente la relación terapéutica y sé por experiencia propia que no siempre surge el amor a primera vista, en mi caso surgió la magia con la tercera psicoterapeuta que probé. Pide tu sesión de valoración y juntas definiremos cómo hacer que surja la magia.

Los hilos que moveremos

Estar con y para el otro como base del acompañamiento terapéutico.

Educación emocional, acompañando lo que sientes, sin negarlo, sin disfrazarlo, sin ocultarlo.
Transitando con amor tus “¿malos momentos?

Flexibilizando, ya que lo rígido tiende a romperse.

Aprenderás como integrar el autocuidado en tu día a día.
La tribu como terapia.
Las actividades artísticas (museos, teatro, poesía, música, baile, etc.) como píldora roja.
Reflexionando todo lo que has aprendido (creencias, constructos sociales, etc.)
Re-escribiendo tu guion de vida desde la ternura, el amor y la compasión.

Áreas de intervención​

Acompañamiento psicológico a personas adultas
Técnicas de relajación.

Talleres de desarrollo personal y emocional.

Charlas psicoeducativas.

Atención psicológica a “parejas”.
(O como a mí me gusta llamarlo: encontrarte con los demás, desde la igualdad, construyendo amores y vínculos para el disfrute, trabajando el apego y el miedo a la soledad)