Psicología, reflexiones

Ciudad cuidadora

¿Cuándo fue la última vez que compartiste un momento con tus vecinos?

¿Los conoces?

¿Colaboráis?, ¿os ayudáis? o lo encuentros se limitan a un “hola” en el ascensor y las tan, a veces, temidas reuniones de escalera.

¿Con quién compartes el cuidado de tus hijos?

¿y el de tus mayores?

¿Os acordáis cuando se salía a “la fresca”? Yo con mucho cariño, era el remedio perfecto para las noches veraniegas, te bajabas el bocata, la silla y nos íbamos sumando, hablábamos , compartíamos, nos relacionábamos y conforme el cansancio se iba apoderando de cada uno de nosotros y el calor iba disminuyendo, nos retirábamos a nuestros aposentos y hasta mañana.

¿Te imaginas poder dejar un ratito a tu hija/o con la “Señora Vicenta” del cuarto. mientras haces la compra?

¿Y comprarle al “Señor Paco” del tercero porque lo han operado de la cadera y todavía no puede bajar?

Cómo sería construir redes de cuidados, plantarle cara al individualismo, a la soledad, regresar a la tribu, ganar bienestar, cooperar, poder conciliar mejor…

Crear grupos de lactancia

Cooperativas de viviendas

Hacer barrio con las personas mayores

Utilizar el banco del tiempo

Convertir a las ciudades en cuidadoras de las personas que la habitamos. Poner los cuidados en el centro del diseño urbano, el desarrollo comunitario y el modelo de ciudad.

Proyectos como estos me emocionan, mañana jueves 13 de junio, a las 18h en Las naves, ¿te vienes?

¡Hora de caminar!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s